Solíamos quedar cuando podía ser,
en un asunto así nunca se sabe bien…
Hay que ver la de cosas que uno llega a hacer
cuando no tiene a nadie ni nada que perder.

Tú tenías 39 de fiebre y yo 50 y diez.
Me cantabas con una voz preciosa
canciones en francés…

Era la juventud esperando en el andén,
o nos dábamos prisa o perdíamos el tren
porque tal vez no habría una próxima vez
y puestos a perderse se pierde uno bien.

Tú tenías 39 de fiebre y yo 50 y diez.
Me cantabas con una voz preciosa
canciones en francés…

Después fue como antes pero ya sin estrés,
porque a partir de entonces tuve que aprender
a fijarme en el paisaje y no dar más traspiés,
hacerme inoxidable, e invisible también.

Tú tenías 39 de fiebre y yo 50 y diez.
Me cantabas con una voz preciosa
canciones en francés…

Published On: 10/01/2024 / Categories: Cançons, Cançons Catalanes /